Atención al cliente:   900 696 507 / 933 175 175

Blog

La factura de la luz paso a paso

¿Se os ocurre algo tan cotidiano, tan del día a día como una factura de la luz pero que, a la vez, sea tan desconocido?

Si bien en otra entrada destacábamos los 5 conceptos clave de una factura, en esta nos proponemos familiarizarnos con ella en su totalidad. Las facturas eléctricas son una o más hojas llenas de números, gráficos y datos danzando en un mar de caos y desorden. Veremos, paso a paso, qué son cada una de estas cosas  y de rebote quizás logremos que este caos y desorden se convierta en un modelo ordenado y con su lógica.

Pasando de largo del logotipo de la comercializadora y los datos de contacto, que no merecen más atención, fijémonos para empezar en los datos de la factura. Aquí encontramos información referente a la factura en sí tal como el período de tiempo que se nos está facturando, el día de emisión de la factura o su fecha de vencimiento. Estos datos permiten realizar una rápida identificación de la factura y ayudan muchísimo a la hora de resolver incidencias.

Justo a su lado, si ya hemos visto los datos de la factura, tenemos los datos del titular, esto es, a quién va dirigida esta factura. No vale poner el nombre de tu vecino ;).

Entrando ya en contenido, y tras encontrar en tamaño bien grande lo que siempre miramos primero: el importe total, llegamos a los consumos. Tenemos el consumo de energía activa, el de reactiva (el cual sería bueno que fuera 0) y la potencia que tenemos contratada.

Todo ello se relaciona con los precios asignados a cada concepto en el detalle de la factura, donde veremos cuánto pagamos por la energía que consumimos y cuánto pagamos por la potencia contratada. Además, vemos otros conceptos que suman en el importe final como, por ejemplo, los impuestos.

Si dirigimos, ahora, la vista hacia la mitad derecha de la hoja encontramos los datos correspondientes al suministro y al pago. Nos topamos con elementos tales como el CUPS, la dirección del suministro, el NIF del titular o el número de cuenta IBAN dónde se domiciliará la factura.

Seguimos por el desglose de factura, una gráfica que nos muestra de forma visual y sencilla  qué conceptos conforman el importe final y qué peso relativo tienen sobre éste.

Si, finalmente echamos un vistazo a la segunda página veremos que es el sitio donde se hospedan otras gráficas que nos dan información adicional sobre la electricidad que nos llega a casa (su origen y su impacto ambiental) y sobre el histórico de consumo de nuestro hogar. ¿Está creciendo? Hay algo que nos está haciendo consumir más que tendriamos que revisar.