Atención al cliente:   900 696 507 / 933 175 175

Blog

¿Es España uno de los países más contaminantes de Europa en producción y consumo de energía?

España, uno de los mayores consumidores de energía de la Unión Europea.

Con casi 47 millones de habitantes, la población española supone un 9% del total de la población europea. Esto significa que es el quinto país europeo en población, por detrás de Alemania, Francia, el Reino Unido y Italia.

Por lo que hace al nivel de industrialización, España también se encuentra en el quinto lugar entre los países con más industria de la Unión Europea, con los mismos por delante.

Como no podría ser de otro modo, nuestro país está entre los que más consumen energía de toda la zona comunitaria, concretamente se encuentra en cuarto lugar. Si bien nos quedamos fuera del podio por bien poco, España presenta unos niveles muy altos de consumo energético. Esto se explica en gran parte por su tamaño (población e nivel de industrialización) pero también por el aumento del consumo que ha experimentado en los últimos años. Durante este período de tiempo, España ha visto como su consumo energético se ha incrementado un 35%, situándose entre los países de toda Europa que más lo han hecho, sólo por detrás de Chipre e Irlanda.

Nuestro país ligeramente por encima de la media en el uso de combustibles fósiles.

A la hora de producir, pues, esta gran cantidad de energía de la que se sirve España para el desarrollo de sus actividades sociales e industriales, nuestro país recurre sobretodo a los combustibles fósiles. Hasta un 73% de la energía se genera mediante estas fuentes, que no son renovables y que son las causantes de las emisiones de CO2 a nuestra atmósfera.

Cabe decir que, si bien nos puede parecer que un 73% de producción mediante combustibles fósiles es una proporción demasiado elevada, si nos fijamos en el resto de Europa vemos como existen otras realidades aún peores. De hecho, España sólo se sitúa ligeramente por encima de la media europea en producción mediante combustibles fósiles. En países como Chipre, Holanda, Irlanda o Polonia más del 90% de la energía se produce mediante estas fuentes no renovables y altamente emisoras de CO2. En el umbral comprendido entre el 70% y el 90% encontramos otros tantos países, 14 en total -España incluida-.

Si nos adentramos en el detalle, podemos apreciar que la media europea disminuye principalmente por los bajísimos niveles presentados por Suecia. Este país sólo produce un 30% de su energía mediante combustibles fósiles. El siguiente con los niveles ya es Finlandia, con un 47%.

 

Entonces, ¿España contamina mucho?

Esta es una pregunta con múltiples respuestas posibles; depende de dónde pongamos el foco, y depende de a quién se le pregunte. ¿En términos absolutos? Dadas las posibilidades que ofrecen las renovables actualmente, y aún más en nuestro país, afirmar que un 73% de la producción de energía proveniente de combustibles fósiles es demasiado no parece que sea una barbaridad. Si dirigimos la vista, pero, más allá de nuestras fronteras hasta el resto de Europa, vemos como hay países que contaminan más y tienen un consumo menor. Así pues, España no es de los países más contaminantes de la Unión Europea. Este es un dato objetivo.

Esto no significa, pero, que nos podamos justificar así. ¿Hasta qué punto una persona deja de ser alta cuando hay personas más altas que ella? ¿Se puede afirmar que España no es contaminante por el hecho que hay quiénes lo son más? El problema que tienen los que defienden que España (y la mayoría de países europeos) no es contaminante, o que justifican su modelo productivo se llama Suecia y se llama avances y evolución en las capacidades de las renovables. Las posibilidades y los beneficios que reportaría a la economía y al conjunto de la sociedad una mayor apuesta por las renovables son defendidas por múltiples actores tanto políticos como sociales, económicos, expertos o consumidores. La transición energética está en boca de todo el mundo, sin embargo los cambios no parecen acabar de llegar.