energia renovable

España y las renovables

Quién más quién menos ha admirado los molinos de viento mientras conducía, ha sentido vértigo paseando por el muro de contención de una presa o ha visto el reflejo metálico de las placas solares en el techo de algún edificio. Y es que, efectivamente, en España tenemos energía de origen renovable.

Europa y el mundo en general es consciente de que el futuro energético pasa por abandonar los modelos de producción tradicional basados en los combustibles fósiles para empezar a bailar al son del viento, seguirle la corriente a los ríos o adorar al sol cuál girasol para generar energía eléctrica.

Dónde nos lleve el viento

En nuestro país se apuesta, sobretodo, por la energía eólica. Casi la mitad de la energía renovable que se produce en España proviene de los molinos de viento. Además, las recientes subastas (promovidas por el gobierno y dónde se pone en oferta determinada capacidad de producción mediante renovables) han sido adjudicadas, mayoritariamente, a la eólica.  España se acoge hoy al viento y parece que lo seguirá haciendo en el mañana.

Abran las compuertas

La segunda fuente renovable más importante es la hidráulica. Ésta es la energía que producen las turbinas al girar al paso del agua de los embalses. Debido a la complejidad y magnitud de las instalaciones que requiere esta tecnología su instalación se prevé menor que la anterior. Además, tenemos que tener en cuenta que si bien el viento campa a sus anchas hay los ríos que hay, y no todos son aptos para ponerles una presa.

A la luz del Lorenzo

El caso de la energía solar es tema controvertido y extenso, tanto que dedicaremos otras entradas a hablar de ello con más calma. Aun así podemos adelantar que es la tercera renovable en discordia y que presenta un futuro muy prometedor mediante el autoconsumo. Al fin y al cabo estamos en el país del sol, ¿no?.

Castilla y León

Este es el nombre de la Comunidad Autónoma más renovable de todas. Es en la Meseta Norte donde se encuentra la mayor parte de la potencia renovable instalada de toda España. Los demás fortines renovables llevan por nombre Galicia, Andalucía y Castilla-La Mancha, emplazamientos que ven como desde hace 10 años la electricidad que producen es más respetuosa con el medio ambiente y el entorno natural que en el resto de la península.